Un cierto nihilismo

21-octubre-2010 · Imprimir este artículo

Por

Los cambios que recientemente ha realizado Rodríguez en el gobierno y fundamentalmente su puesta en escena hablan por sí mismos de en qué situación se encuentran la política y  los medios encargados del relato. La prensa amiga ha cumplido con creces; los capitostes del grupo Intereconomía se descojonarían al ver esta mañana el espantajo con que sus culiparlantes  del periódico decoraban quiscos, bares y empresas. Precisamente pareciera que el propio Pérez Rubalcaba estuviera encantado con la reacción de sus supuestos enemigos «No hay nada como una mentirijilla para un día como hoy» . Je, un cachondo.

El otro día La Vanguardia publicaba los resultados de una encuesta en la que reflejaba el creciente desapego de los ciudadanos por la democracia, o lo que cada uno entienda por democracia. Y concluía: «las expectativas que viene ofreciendo el sistema democrático en el plano político –con especial mención al autogobierno– no se han cumplido en el caso catalán». También llama la atención que, en España, en el año 2000 alcanzara su mayor nivel de apoyo la preferencia por el sistema democrático  y en 2009 el más bajo desde que se consulta al pueblo.

No es sólo Cataluña y no es algo nuevo pero sí que, desde las últimas elecciones, se empieza a barruntar con mayor claridad el cambio constitucional. Inevitable por la propia fallida del sistema político que surgió después de la dictadura.

La prueba más evidente tal vez seamos nosotros, aquellos que nacimos a partir de los años 80 y en los 90. Hemos crecido bajo la barahúnda democrática, la importancia de la transición, el voto, la atención a los regionalismos y la celebración de la endogamia pueblerina. Pero se coge antes a un mentiroso que a un cojo y ahora no queremos oir hablar de ellos. No ocupan un minuto de nuestras conversaciones, si acaso para ciscarnos en la madre de alguno o reirnos de los morritos de alguna. Cuando las obligaciones nos sometan a la realidad nos importarán un poco más. En consecuencia nos ciscaremos un poco más en ellos y la serpiente del huevo tendrá más alimento para cuando eclosione:

Es importante el uso de la violencia, verbal o física, en algún momento de tu vida, porque de lo contrario puedes verte en ese “lugar negro” sin saber cómo salir. La gente más joven cada vez irá teniendo esto más claro, y puede que la juerga nos pille en una edad en la que no podamos participar.
16 añitos fiera. Alberto Noguera

También puede ser que nada de esto guarde relación y que, como todo últimamente, también sea efecto de la crisis, no causa.

Suena Estos macarrones aún no están hechos, de Decibelios.

Atractivos monstruos que te sonreirán

Con todo, puede que  lo mejor que ha hecho el Gobierno Rodríguez por este país, sea la nueva Radio Televisión Española.

Si no tienes nada mejor que hacer y asumes que  la Memoria Histórica Selectiva es una Cuestión de Estado, miel sobre hojuelas.

Suena Viaje con Nosotros, de Orquesta Mondragón.

PS:
Ya ves, así está la cosa.

Sácame de aquí

21-diciembre-2009 · Imprimir este artículo

Por

Incluso la pluma satírica de George Orwell (su nombre de pila era Eric Blair) languidecería ante esta monstruosa elefantiasis del Estado niñera que el nuevo laborismo va a dejar como legado a Gran Bretaña, en sudecimotercero y, sin duda, último año de poder. Podría decirse que hablar de la protección de los niños frente a los malos tratos es escoger un mal ejemplo, sobre todo en una semana en la que una empleada de una guardería británica llamada Vanessa George ha sido declarada culpable de actos especialmente repugnantes en su trato con niños. Es evidente que no hay nada más importante que proteger a niños inocentes. Pero la verdad es que éste es un magnífico ejemplo del proceso por el que unas intenciones buenas y llenas de humanidad se traducen en respuestas malas y burocráticas.
Timothy Garton Ash, El País 21/12/09

Durante este año hemos asistido a lo que por primera vez en la Historia puede considerarse una gestión conjunta de problemas globales. Por partida doble: primero de manera embrionaria en Londres y Pittsburgh, donde se decidió que la solución al problema era retrasar la solución unos años;  ayer en Copenhague, seguro que se han puesto de acuerdo en algo… que no es en lo que hacer con respecto al supuesto calentamiento. Tampoco era la prioridad. Lo que aparentemente sólo podrían ser noticias para la esperanza tiene el peligro de resultar el golpe definitivo contra los  escasos y debilitados outsiders del estado.  De buenas intenciones, etcétera.

En un mundo que cambia cada vez más deprisa; en el que la información ha dejado de ser una ventaja competitiva para convertirse en una fuente de confusión, de ¿miedo?; en el que la amenaza de lo desconocido se atempera con cantos a la interculturalidad, a la tolerancia y, en definitiva, a las ventajas de la sedación legalizada; en un mundo ya completamente inabarcable lo hemos conseguido: insensibilizarnos empachados de sensiblería. Hemos acabado dejando en manos de políticos pagados por el estado el control del estado, en el convencimiento de que es bueno por naturaleza.

No, no es el cambio climático causado por el hombre, ni los conflictos armados en un mundo a todas luce cada vez más pacífico. El gran peligro de este siglo que empezamos tal vez sea el delegar todo el poder e influencia sobre nuestra esfera íntima en manos del estado niñera. En nuestra búsqueda incondicional de seguridad y salud hemos renunciando a los esfuerzos que supone una vida libre. Una vida en la que uno mismo, para bien y para mal, es dueño y responsable de sus actos.

La Autoridad Independiente de Salvaguardia británica (leed el artículo que encabeza esta entrada), la ley antitabaco o la Ley de Economía Sostenible y su ataque a derechos fundamentales españolas no son más que síntomas de una enfermedad mucho más grave. Una enfermedad que no estamos tratando.

…Sólo se entiende, de hecho, considerando la tentación de convertir los estados de Derecho en estados terapéuticos, legisladores sobre el dolor y el placer, donde lo que antes se imponía por teológicamente puro pueda ahora imponerse por médicamente recomendable.
Antonio Escohotado

La distopía de Moore no queda tan lejos a fin de cuentas.

Clic para agrandar

Suena Sácame de aquí, de Bunbury.

El campo agoniza (nada nuevo bajo el sol)

21-noviembre-2009 · Imprimir este artículo

Por

Si el paro del 20-N y las gentes del campo dando un toque rústico a la capital al día siguiente sirven para que los profesionales del agro se unan en sus reivindicaciones y el urbanita perciba la importancia de un sector que incluye agricultura, ganadería, pesca y sector forestal, bienvenido sea. Porque de poco más servirá.

El sector primario es un sector estratégico para cualquier sociedad, no por ser obvias se deben omitir las razones: suministra alimentos en fresco (tan necesarios para que el mantra «salud y vida sana» tenga realmente algún sentido); proporciona las materias primas a la industria alimentaria (incluso es posible que el actimel necesite algo de este sector); contribuye decisivamente a la conservación del medio; y es una poderosa arma política (o ¿porque Rusia, por ejemplo, ha decidido que su plan estratégico a medio plazo incluya como actuaciones preferentes el Sector Primario y la modernización de sus fuerzas armadas?).

El sector ha estallado porque en los últimos cinco años la renta real agraria ha descendido un 26% de media  y se han destruido 124.000 empleos según datos del ministerio; se ha producido un incremento de los costes de producción agraria de un 34,3% y el descenso de precios en origen en el último año está haciendo la situación insostenible para el productor. Los cálculos que ha presentado COAG son estupefacientes: Del campo a la mesa, un producto agrario ha multiplicado su precio en seis veces, y del campo a la mesa un producto cárnico lo ha multiplicado más de tres veces. El siguiente gráfico (extraído del Documento Reivindicativo preparado por los convocantes) habla por sí mismo: mientras el precio de alimentos y bebidas (línea roja) no ha parado de aumentar de manera exponencial, el precio recibido por el productor en origen (línea azul) lo ha hecho de manera intermitente y a mucho menor ritmo.  Para colmo la bajada de precios de último año ha sido absorbida completamente en origen lo que no ha hecho más que aumentar la brecha.

Evolucion IPC Alimentario

La gran distribución es el principal responsable de esta situación:

Todo apunta hacia una agricultura sin campesinos, en manos de la gran agroindustria y ahora –como una punta de lanza– las grandes cadenas de distribución. Sin la regularización de los mercados y disminuyendo las ayudas a la agricultura familiar –estas son las pautas europeas–, sólo sobreviven los más grandes, los más fuertes. En este caso las grandes cadenas de distribución que ya se han apoderado del 80% de todas las compras que se realizan, provocando el cierre de los pequeños comercios a un ritmo de 11 establecimientos diarios. Con tan absoluto control, los supermercadísimos se permiten el lujo de presionar a la agroindustria –si hace falta saliendo a las estanterías con marcas blancas– para obtener precios más bajos, que esta traslada hacia los productores y productoras con los resultados que ya hemos visto.
Gustavo Duch. La ruina del campo.

Aunque no el único.

Es urgente hacer autocrítica, ¿cómo se ha llegado a esta situación? Cuando era niño recuerdo a mi padre hablando de cuando la cebada se vendía a 20 pesetas y el kilo de almendras a 20 duros. Cuando ya era grande la cebá y la almendra no habían variado sustancialmente su precio en origen.  O sea, el problema no es de hoy pero, ¿que se ha hecho en muchos casos aparte de autocompadecerse; postergar eternamente la adaptación a los nuevos tiempos; dejar en manos de trileros en Sevilla, Madrid o Bruselas nuestro futuro; o, simplemente huir?

Mención aparte merecen los paniaguados de CC.OO. que basan su negativa a apoyar las manifestaciones en que

ES UN PARO PATRONAL, ya que son los empresarios los que realizarán la parada y no los trabajadores del campo que, además esos días probablemente se quedarán sin cobrarlos, imputando un coste a las arcas públicas través del subsidio o renta agraria que tendrían que percibir los eventuales con ese derecho y otros trabajadores y trabajadoras simplemente no cobraran el salario.

cuando a nadie se le escapa que no es otra cosa que un pago al gobierno. Sarna con gusto dicen que no pica.

Ablentando - Aventando
Foto Andrés O. Iruela

Suena Andalucía, de El Turronero

Los lobos ya no cantan

Echar un vistazo a los planes de rescate (otra para la galería de eufemismos al servicio de la política) que se han puesto en marcha en todos los países del mundo me lleva a una primera conclusión de manera inmediata: con toda probabilidad se trata de la primera vez en la historia de la humanidad en que se actúa de manera coordinada a nivel mundial. ¿Así que, a costa del vil metal, la primera piedra del camino a la Arcadia Feliz ya está puesta?

No parece que así sea, es lo de la benevolencia del cervecero… con un matiz que acaso no sea insignificante. En este caso estaríamos hablando de gobiernos-estados (el mayor criminal del siglo XX según Octavio Paz), no personas, no individuos. El carnicero, el cervero, el panadero a fin de cuentas ponían su sudor en el envite. Ahora es el de otros el que está en juego. Por decirlo en palabras de nuestro economista más importante, Xavier Sala i Martín:

No seas ingenua, los gobiernos no actúan por el bien de la sociedad. Lo hacen con unos objetivos, legítimos, que son: ganar elecciones (los que necesiten el trámite, añado yo) y satisfacer a los grupos que tienen un poder económico. Los gobiernos no ayudan a los que más lo necesitan.

Lo que parece claro es que aquí el más tonto hace relojes. Dicho de otra forma, la globalización no ha traído sólo la posibilidad de tener toda la información en la pantalla de tu ordenador personal, también ha confirmado a los responsables de los gobiernos-estados de todo el mundo (vía sicarios económicos, o consejeros políticos)  que la forma más fácil de mantener el poder, delegado o no,  es utilizando los recursos de sus súbditos. Fundamental hacerles creer que es por su bien. Todo está en los libros o La Farsa del Cornudo, Apaleado y Contento.
Si el problema ha empezado porque las familias y empresas estaban demasiado endeudadas, ¿cómo lo arreglamos? Endeudando al Estado.
¿Y la solución?

En los próximos años, los gobiernos occidentales tendrán que incrementar de manera dramática los impuestos, provocar una elevada inflación, suspender pagos o una combinación de las tres opciones.

Ya lo dijo uno de los sabios más importantes del pasado siglo:

La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados

La única respuesta que se me antoja posible, descartado el hacer rodar cabezas por razones de imposibilidad material, es evitar tomar parte en un juego perverso, desde una posición estrictamente personal: rechazar las subvenciones, rehusar los regalos envenenados que vengan del estado y construir tu vida de acuerdo a tus creencias y tradiciones. Algo que me enseñó George Stone, en una fábula imprescindible para sobrevivir (JPQuiñonero®)

Suena Nada es gratis en la vida, de Cuarteto de Nos.

Río Castril

Sólo desde la más absoluta cobardía se puede explicar mi silencio en lo relativo al Trasvase del Rio en que nos criamos; en que nos divertimos; en que me asusté; en que me pavoneé; en que besé los primeros labios; en que echamos tantos planes

Hace un par de meses pedí información al alcalde. La callada ha sido su respuesta. Yo no puedo callar más, ¿de qué voy? ¿Qué me creo tirando con balas de fogueo contra no sé que ente esotérico a un millón de kilómetros de distancia? Ha tenido que ser alguien de fuera quien me haga reaccionar:

Parece que el traspaso de competencias hídricas de Madrid a Sevilla se les atragantó y los señoritos del gobierno andaluz no quieren tocar un proyecto y mancharse sus manos de mierda, no dejará muchos votos por estos pueblos, pero aún así el delegado del gobierno en Granada vino estos días a recordarle a las poblaciones beneficiarias del trasvase que la semana que viene comienzan a enterrar tubos en Castril, ¿será que se acercan unas elecciones europeas y es la mejor forma de hacer campaña? Al menos deberían de tener la decencia de devolver el cargo y el sueldo porque han demostrando su completa y prescindible inutilidad al sistema andaluz ya que han dejado a Madrid que decida a pesar de ser Sevilla la que tiene las competencias [..]
En esta comarca nunca tuvimos grandes industrias ni grandes empresas que muevan grandes bolsas de empleo y que aseguren un futturo económico estable a la poblaciónen , condenada como en muchos otros lugares a la emigración, pero si tenemos un entorno natural impresionante, que cautiva y enamora a todo el que pasa por aquí, que ha hecho que muchos que vinieron para cuatro días se queden a vivir con nosotros, un entorno que nos envuelve y por el que deberíamos apostar, tenemos el deber de conservarlo y saber apreciar sus oportunidades. Entubar el río Castril no es una de ellas.

El núcleo del movimiento de lucha contra el trasvase lleva más de una década activo. De un tiempo a esta parte, tengo la impresión de que la mezcla de política (¡¡política de partidos nacionales a veces!!), espúreos intereses particulares, mentiras y medias verdades ha enmierdado el ambiente en el pueblo y ha sembrado la cizaña enfrentando a muchos y despertando recelos en otros tantos. Por eso  las últimas convocatorias de los ecologistas, como muchos les llaman sin esconder el tono de desprecio, no han tenido el efecto pretendido. Aún así no es excusa, por eso le pido a los escasos lectores , hoy sí, con la mano en el corazón, que visiten los enlaces y lean con detenimiento las informaciones para poder sacar sus propias conclusiones.

La cronología de lo sucedido se puede seguir en el blog llamado Lo que pasa en Castril y en el Movimiento en Defensa del Río Castril. Cualquier cosa que yo pueda decir aquí está mucho más desarrollada, analizada y discutida en esas páginas. A veces, demasiadas quizá, el tono es ofensivo en los comentarios. Los foros y el anonimato facilitan la descalificación y el lanzar la piedra y esconder la mano, espero que quienes así obran pronto entiendan que eso es tirar piedras sobre su propio tejado. En cualquier caso el fondo de la mayoría de las acciones en contra del trasvase me parece sincero. Quede por tanto constancia de mi reconocimiento público a la labor de muchos de ellos.

Sin su permiso expreso utilizo las fotos de Antonio el del Rio y alguna de Andrés Orencio Iruela para  que los lectores de este blog disfruten de un paraje de belleza incontestable, confío en la comprensión de ambos.

Suena Arrullo de Goran Bregovic.

PS: Al alcalde Juan Mar le vuelvo a repetir lo que le dije en su día, si quiere decir algo en defensa de su posición tiene esta página a su disposición para hacerlo.

Las tomateras siguen dando tomates

Las más de las veces, cotinúan existiendo raros especímenes en la misma superficie, casi no hay ni que buscar.

Esto no es otra cosa que la Voz de la Gente. No corras la voz.

Suena Siglo XXI de RN3.